Lo que tengo te lo doy

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica


“Alguna vez Dios incluso hará un milagro a través de ti. ¡Sí, de ti!”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Miércoles de la Octava de Pascua
Abril 12, 2023

Oración para hoy:

Señor mío y Dios mío: dame discernimiento, sabiduría y perseverancia , para no perder de vista el mensaje de salvación en mi vida y la misión que tú me has encomendado. Que siempre encuentre mi fortaleza en la Eucaristía. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

Hechos 3, 1-10
Salmo 105 (104), 1-4. 6-9
Lucas 24, 13-35
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/041223.cfm

Lo que tengo te lo doy

En la primera lectura de hoy, Pedro y Juan nos dan un ejemplo de lo que significa ser un seguidor de Cristo lleno de su Espíritu. El mensaje se resume en sus palabras: “No tengo ni plata ni oro, pero lo que tengo te lo doy …”

Todos estamos llamados a compartir a Jesús con los demás y lo logramos haciendo lo que él hizo, o en otras palabras, haciendo lo que él quiere hacer hoy a través de nosotros. Ahora somos el Cuerpo de Cristo que habita en la tierra. Recuerda las instrucciones que Jesús nos dio durante su última cena cuando instituyó la Eucaristía: “Lo que yo he hecho, vayan y háganlo también”.

Cuando parece que nosotros no podemos “ir y hacer lo mismo”, no nos debemos dejar frenar por lo que no tenemos. En vez de decir, “No me puedo involucrar porque no tengo los recursos o la sabiduría para ayudar”, debemos decir, “Lo que sí tengo, eso es lo que doy”.

Por ejemplo, tu parroquia necesita más dinero (la mayoría de los católicos donan muy poco debido a una falta de comprensión sobre la santidad de la generosidad financiera). Si no tienes muchos ingresos para compartir, podrías ayudar a la iglesia a reducir gastos llamando a diferentes negocios para pedir donaciones de comida o cualquier tipo de suministro que necesiten para el próximo evento parroquial. Esto no es difícil porque la mayoría de las empresas buscan maneras de que se les recorten impuestos y estarían dispuestas a donar sus bienes a tu iglesia si sólo alguien los llamase.

¿Qué tienes que puedes darle a aquellos que lo necesitan?

Cuando alguien en tu trabajo te viene con un problema, si no puedes ayudar a arreglarlo, ¿lo escuchas con compasión? ¡Esta es una hermosa manera de servir al Señor!

¿Tienes el conocimiento para hacer reparaciones caseras? Mediante la oficina parroquial, encuentra a las madres solteras y a los ancianos que podrían beneficiarse de unas manos sin costo alguno. ¡Este es un gran servicio, y muy necesario!

Cuando alguien murmura, “Ora por mí”, ¿pones de lado lo que estás haciendo e inmediatamente oras con esa persona para que él o ella se sienta cuidada? Cualquiera puede desarrollar un ministerio de oración – ¡sí, cualquiera! Los resultados dependen de Dios, no de ti ni de las palabras que usas ni de cómo rezas. A veces Dios incluso obrará un milagro a través de ti. Sí, ¡de ti! ¿Por qué? Porque tienes al mismo Jesús vivo en ti que obró milagros mediante Pedro y Juan.

Tú eres importante en el reino de Dios. Cuando el Padre te creó, te asignó un rol importante en el Cuerpo de Cristo para poder continuar la misión del Hijo aquí en la tierra con la ayuda del Espíritu Santo. Tienes mucho para dar ¡y todo es muy esencial para la misión!

Para más sobre este tema, utiliza nuestro PalabrasVivas: “Enviado por el Espíritu Santo para Cambiar al Mundo” en https://gnm-es.org/espiritusanto/espiritu-santo-enviado-para-cambiar-al-mundo/.

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.