Imitando a tu Maestro

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica


“Amar a nuestros enemigos nos da un poder escondido que aplasta al demonio.”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Jueves de la 4ta. Semana de Pascua
Mayo 4, 2023

Oración para hoy:

Amado Señor Jesús: dame la gracia de comprender que cuando intercedo por los que me lastiman o me persiguen, tu poder salvador vence en mí toda oscuridad, sana mis heridas, me reconforta y busca rescatar a quienes me han dañado. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

Hechos 13, 13-25
Salmo 88, 2-3.21-22.25.27
Juan 13, 16-20
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/050423.cfm

Imitando a tu Maestro

¿Quién te está frustrando? ¿Traicionando? ¿Persiguiendo? ¿Robando la paz? ¿Sabes cómo ser como Jesús para superar esto? Dijo Jesús en el Evangelio de hoy (cuando estaba a punto de ser herido más de lo que tú y yo alguna vez experimentaremos) que nunca podremos ser más grandes que él. Sin embargo, creemos que tenemos una mejor idea de cómo tratar a los alborotadores en nuestras vidas.

¿Cómo trató con aquellos que le causaron problemas? ¡No borrándolos del cuadro con un rayo como a veces desearíamos que hiciera! Los amaba y los perdonó, incluso cuando no le pidieron perdón. Viste esto en sus respuestas a Judas el Viernes Santo. Ser misericordioso no le añadió nada a su dolor; ¡le dio resistencia y luego lo resucitó!

Ya que Jesús vive en nosotros, podemos tener la misma victoria cuando tratamos con aquellos que pecan contra nosotros.

La victoria no se logra deshaciéndose de los alborotadores y de los problemas que causan; se logra al abrazarlos como lo hizo Jesús. Él conocía la victoria oculta que proviene de la Cruz.

Amar a nuestros enemigos nos da un poder oculto que aplasta al diablo. Perdonar a aquellos que nos hieren–incluidos aquellos que no muestran ningún remordimiento–nos libera de los clavos que nos atan a las cruces que nos impusieron. Si nuestra felicidad depende de que los alborotadores cambien, estamos permanentemente clavados en la Cruz de su falta de arrepentimiento. Si nuestra voluntad para amarlos depende de su voluntad para amarnos a nosotros, estamos permanentemente clavados en la Cruz de sus pecados.

La gente peca contra nosotros a causa de las heridas en sus corazones y la oscuridad en sus almas. El perdón que nos libera también es el perdón que les puede sanar si encontramos maneras de servirlos con el amor de Jesús, imitándolo persistentemente en su misericordia. Él nos ha enviado a sus vidas para revelar su amor por ellos.

Elegir perdonar y hacer bien a nuestros enemigos es un gran golpe al diablo, pero hay más victoria escondida en la Cruz que esto. Al imitar a Jesús somos sanamos por nuestra unión con él. Somos resucitados a un nivel superior de perfección espiritual. A menudo este proceso debe incluir la ayuda de un buen terapeuta o un director espiritual, y esto también es una bendición directa de Dios.

Descubre la victoria oculta en las cruces que enfrentas hoy en día. En lugar de ser controlado por el daño que te ha sido infligido y, en vez de ser retenido en la Cruz por tu ira, preocupación, miedo, frustración, cinismo o cualquier otro mal humor instigado por los demás, conquista a ese maestro del mal eligiendo hacer de Jesús tu verdadero Maestro. Síguelo: imítalo. ¡Y disfruta de tu resurrección!

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.