¿Qué se necesita para contestar la oración de Jesús?

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica


“Nosotros somos la respuesta a la oración de Cristo, cada vez que humildemente nos amamos unos a otros.”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Jueves de la 7ma. Semana de Pascua
Memorial de San Beda el Venerable, Presbítero y Doctor de la Iglesia
Mayo 25, 2023

Oración para hoy:

Gracias Señor Jesús, porque me abriste el corazón, te diste a conocer y me preparas un lugar especial en el amor, la belleza y la santidad eterna del Padre, junto a Ti y mis hermanos en la fe. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

Hechos 22, 30; 23, 6-11
Salmo 15, 1-2a.5.7-11
Juan 17, 20-26
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052523.cfm

¿Qué se necesita para contestar la oración de Jesús?

Después de convertirme en católica en 1977, leí el Evangelio de hoy y dije: “¡Guau Jesús, a tu oración le está llevando mucho tiempo ser contestada! El número de denominaciones que se separan sigue multiplicándose.” Y viendo los comportamientos divisionistas dentro de la Iglesia Católica, dije: “¡Guau Jesús, tu oración ni siquiera está siendo contestada aquí!”

O tal vez, yo estaba buscando las respuestas en los lugares equivocados.

El Catecismo de la Iglesia Católica dice que “Cristo le concedió unidad a su Iglesia desde el principio”, y que esa unidad “subsiste en la Iglesia Católica como algo que ella nunca puede perder” (ver párr. 820). Es un don. No es algo que nosotros hacemos que suceda — ya es nuestro. “Pero la Iglesia siempre debe orar y trabajar para mantener, reforzar y perfeccionar la unidad que Cristo desea para ella.”

La unidad que tenemos en la Iglesia Católica proviene de aceptar que Cristo es la cabeza y que Él eligió para liderarnos a San Pedro y a todos los papas y obispos que siguieron su línea de ordenación — a pesar de sus imperfecciones y pecados. Nuestra unidad proviene de la protección y lde las enseñanzas de Cristo por parte del Magisterio de la Iglesia y si elegimos permanecer en unidad con Cristo aprendiendo del Magisterio, Jesús nos protege de las falsas enseñanzas y los compromisos mundanos.

El relativismo moral que avanza en nuestra sociedad moderna, ha producido una nueva clase de católicos: Protestantes Católicos” que protestan contra las enseñanzas de la Iglesia decidiendo ellos qué es pecado y qué no. En lugar de confesarse (por ejemplo) y minimizando la importancia de participar en la Liturgia Eucarística con la comunidad eclesial, practican la fe de “yo me relaciono directamente con Dios.”

Una comunicación directa con Cristo es sólo parte de una buena vida de fe. Nadie es tan puro, ni tan santo, ni tan sabio que no necesite ayuda para conocer y comprender las enseñanzas de Cristo — ni siquiera los grandes Santos. El Magisterio de la Iglesia protege y da un fundamento sólido para una relación personal con Dios. Pero ¿cuántos de nosotros, realmente, nos tomamos tiempo para aprender las enseñanzas de la Iglesia?

Los “Protestantes Católicos” eligen por sí mismos en qué creer. Si es contrario a lo que un sacerdote, un obispo o, incluso, un papa aseguran desde el Magisterio, no cambian de idea por respeto a su autoridad. No piensan: “Oh, estoy equivocado, necesito arrepentirme.”

Todos necesitamos, humildemente, estudiar lo que nos desagrade de las enseñanzas. No estamos de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia cuando no comprendemos su valor. El ejemplo más común es la enseñanza contra el control de la natalidad artificial. Muchos católicos lo descartan, porque no se molestan en investigarlo lo suficiente para descubrir cómo mejora su capacidad de amar y ser amado.

¿Puede ser contestada la oración de Cristo hoy? ¡Sí! Nosotros somos la respuesta a su oración cada vez que humildemente nos amamos los unos a los otros. El Magisterio de la Iglesia explica cómo hacer esto en cada situación de la vida moderna.

Lee más sobre este tema en nuestro PalabrasVivas: “Una lección de un vidrio roto sobre la victoria” en https://gnm-es.org/una-leccion-sobre-la-victoria/

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.