Reflexiones Diarias - GNM
164 subscribers
235 photos
290 links
Recibe reflexiones diarias sobre las lecturas de la Misa Católica y descubre, más profundamente, el amor de Dios en tu vida, enviado por mensaje a tu telefono. Incluye enlaces para leer las reflexiones en el sitio web.
Download Telegram
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://gnm-es.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/?useDrDate=2021-09-20

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/09-20-21/

Todo lo que hacemos debería revelar la luz de Cristo.

Lunes de la 25ta. Semana del Tiempo Ordinario
Memoria de Santos Andrés Kim Tae-gon, presbítero, Pablo Chong Ha-sang y compañeros, mártires
Septiembre 20, 2021

Esdras 1, 1-6
Salmo 126 (125), 1b-6
Lucas 8, 16-18
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/092021.cfm

Deja que tu luz brille

Jesús dice en la lectura del Evangelio de hoy que nadie enciende una lámpara para esconderla. Tú y yo -- nuestras vidas han sido iluminadas por Cristo, y por supuesto queremos que otros se beneficien de ella. La buena noticia es tan buena que queremos poner a Jesús a disposición de aquellos que buscan más luz para sus propios caminos. Queremos ponernos donde los otros puedan ver a Jesús brillando en nosotros para que su fe crezca.

Las personas que nos rodean deben tener acceso a las razones por las que Jesús ha hecho una diferencia en nuestras vidas, para que puedan ser elevadas por nuestro ejemplo y nuestro testimonio.

Curiosamente, Jesús conecta esto con otro importante principio de nuestra fe: "A los que tienen, se dará más". Piensa en la palabra "responsabilidad" para entender por qué Dios daría más a aquellos que ya tienen mucho. Cuando reconocemos nuestras responsabilidades al difundir la luz de Cristo, nos damos cuenta de oportunidades adicionales para revelar a Cristo a los demás.

Las oportunidades ocurren todos los días en nuestras circunstancias ordinarias. Todo lo que hacemos debe revelar la luz de Cristo. Aquellos que no toman en serio la necesidad y la importancia de compartir esta luz están ocultando sus lámparas bajo las camas de la pereza.

¿Quién a tu alrededor está sufriendo una tragedia o dificultad? Ellos están instintivamente buscando una luz que los lleve a la esperanza, al amor, a la curación y a la restauración de la bondad. ¿Qué estás haciendo para darles más de la iluminación de Cristo?

¿Quién a tu alrededor no tiene suficiente fe? Ellos quieren estar seguros de que Dios se preocupa; están listos para crecer. ¿Dirás que sí a las responsabilidades que Dios ha puesto delante de ti para marcar la diferencia?

Hay muchas razones por las que escondemos nuestras lámparas. Quizás asumamos que la evangelización es responsabilidad de otra persona. O miramos la oscuridad de los demás y nos sentimos inadecuados; esto viene de desconfiar de la capacidad de Cristo para iluminar a otros a través de nosotros. O tememos el rechazo y la persecución. En cada caso, permitimos que la oscuridad del desánimo, la negatividad y la desesperanza se difundan. Nuestra luz se desvanece.

Pero cuando permitimos que la luz de Cristo se haga cargo de nuestras vidas tan intensamente que nos cambie, naturalmente crece nuestra preocupación por los demás y por su nivel de fe. Disfrutamos abriéndonos a los demás para que puedan ver a Jesús brillando en nosotros.

Si no te sientes preparado para usar las oportunidades actuales para dejar que Cristo brille en ti, aprovecha la gracia extra que está disponible en el Sacramento de la Reconciliación para convertirte en la luz que estás destinado a ser. Deja que tu preocupación por los demás sea el combustible para tu luz.

Lee más sobre este tema en nuestro PalabrasVivas: "Compartiendo la Luz de Cristo" en https://gnm-es.org/ministerio-de-los-laicos/ministerio-compartiendo-la-luz-de-cristo/.

Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias/

© 2021 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://gnm-es.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/?useDrDate=2021-09-21

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/09-21-21/

Todo acto de amor frente al mal, derrota al mal.

Fiesta de San Mateo, Apóstol y Evangelista
Septiembre 21, 2021

Efesios 4, 1-7.11-13
Salmo 19 (18), 2-5
Mateo 9, 9-13
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/092121.cfm

El mensaje de amor vence al mal

En el Salmo responsorial de hoy proclamamos, "Por toda la Tierra se extiende su mensaje." El salmista nunca imaginó que la tecnología de hoy haría posible, más que nunca, la evangelización. Pero - ¿Cuál es nuestro mensaje en el mundo de hoy, para las necesidades actuales, para la gente de hoy?

Observa lo que San Pablo nos dice en la primera lectura de hoy; aquí está el centro de nuestro mensaje. ¿Y por qué este mensaje es tan importante para difundirlo por toda la Tierra? ¿En todo el mundo hoy?

Porque le pone un freno a la maldad. Es la salvación del mundo. No estamos llamados a quedarnos sentados y a esperar la Segunda Venida de Cristo, confiados en que un futuro Jesús sacará al mal. Jesús ya está aquí: en nosotros. Somos el cuerpo terrenal de Cristo, y ¡tenemos un mensaje que ya está expulsando al mal! Es un mensaje de amor, que tiene el poder de cambiar al mundo y esto sucede cada vez que Jesús, por medio de nosotros, llega a los demás, les habla a otros a través de nosotros, y nos capacita para ser como él, para que nosotros realmente vivamos el mensaje.

¿Te has preguntado por qué Dios "permite" que continúe el mal? No es su culpa.

Jesús ganó la batalla contra el mal hace más de 2000 años, cuando conquistó el poder del pecado viviendo una vida santa, cargando nuestros pecados hasta la Cruz y superando a la muerte y a la destrucción por medio de su resurrección. Estamos llamados a aprender de su ejemplo y a actuar conforme a él.

Hoy traemos la misma victoria al mundo al "vivir una vida digna de nuestro llamado," tratando a los demás (a todos los demás) con "humildad, amabilidad y paciencia, aceptándose mutuamente con amor" gracias al poder del Espíritu Santo de Cristo "que es la fuerza vinculante de la paz." Así es como derrotamos al mal utilizando el poder de Jesús.

Mandar fuerzas militares contra dictadores malignos y grupos terroristas nos puede dar algo de protección y calma internacional, pero de manera temporal, pero, sin embargo, este tipo de victoria no detiene al mal de la violencia, ni a las fuentes demoníacas de la maldad. Tanto nosotros como nuestros enemigos tenemos que desear vivir juntos en paz, y así las calcomanías de los autos con los lemas "dale una oportunidad a la paz" y "hagan el amor no la guerra" tendrán sentido.

De igual modo, poner a los criminales en prisión no detendrá al mal que ellos le hacen a la sociedad, no es suficiente: no los salva a ellos de sus pecados, ni sana el daño que le hicieron a otros. Y la pena de muerte con seguridad no detendrá al mal.

En el pasaje del Evangelio de hoy, vemos a un hombre que merecía ser castigado. Y la gente (y su dinero) tenía que ser protegida de él. Durante la ocupación Romana, los recaudadores de impuestos judíos hicieron un modo de vida de esa actividad, al sobrevaluar los impuestos que le cobraban a su propia gente y quedándose con el vuelto. Siendo un recaudador exitoso, Mateo era tramposo, mentiroso, traidor y ladrón. ¿Conoces a algunos tramposos y mentirosos? ¿Te ha traicionado alguien? ¿Te han robado?

Jesús vio más allá de los pecados de Mateo y encontró un lugar en su corazón, donde todavía había bondad. Si queremos conquistar al mal, es ahí donde nosotros también debemos mirar. Dentro de cada uno -- aún los terroristas, asesinos, los que dispararon en la última masacre en su lugar natal -- hay una joya preciosa, el tipo de persona que Dios creó, cuando los hizo a su propia imagen, en el momento que fueron concebidos dentro del vientre materno.

[Continúa ...]
Para que el mensaje de amor de Cristo salga a todo el mundo y lo transforme lo suficiente para prevenir que los malhechores se vuelvan en malvados, en primer lugar tenemos que vivirlo a diario en nuestras vidas y difundirlo conscientemente. ¡Todos los días! Tenemos que sobreponernos a nuestros propios comportamientos que están en contra del amor. Tenemos que vivir lo que dice Efesios 4 en todas las situaciones. Tenemos que ser tan buenos en esto que realmente invitemos a los demás a hacer lo mismo. Y tenemos que inspirar a más Cristianos para que hagan lo mismoa muchos más.

No podemos convertir a los malhechores que no quieren cambiar, pero ciertamente podremos difundir el regalo de paz de manera más amplia de lo que lo hemos estado haciendo. Todo acto de amor frente al mal, derrota al mal. ¿No es el momento que el Cuerpo de Cristo en la Tierra empiece a hacer una diferencia mayor en el mundo? ¿Qué estás haciendo tú para promover su misión?

Para más sobre este tema, utiliza nuestro podcast: "¿Cuáles son los sueños de Dios para ti?" en https://gnm-es.org/camino36

Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias/

© 2021 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Messages in this channel will be automatically deleted after 1 week
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-18

“Es este discípulo el que testifica estas cosas y el que las ha escrito, y sabe que su testimonio es verdadero. (Juan 21, 24)”

Sábado de la 7ma. Semana de Pascua
Mayo 18, 2024

Hechos 28, 16-20.30-31
Salmo 10, 4-5.7
Juan 21, 20-25
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/051824cfm

Ríndete y Sirve en el Poder del Espíritu Santo
_Por Beth Solis, Miembro del Directorio de GNM_

Jesús le prometió a sus primeros apóstoles y discípulos que estaría con ellos siempre, mediante el poder del Espíritu Santo, para darles fortaleza y guiarlos para cumplir con la Gran Comisión que les encargó — ir a hacer nuevos discípulos — ¡y lo hizo!

Como discípulos modernos de Cristo, ¡aún podemos contar con esta promesa! La vida en nuestro mundo de hoy es, indudablemente, un desafía para muchas personas por múltiples razones. Jesús nos está llamando a cada uno de nosotros para ayudar a edificar nuestra Iglesia.

¡El fuego del Nuevo Pentecostés arde intensamente y los cristianos bautizados estamos llamados a llevar la antorcha, usando los dones que nos han sido dados, para iluminar el camino al cielo para los demás! Como dice la vieja canción de Bob Dylan: “Los tiempos están cambiando”. El fuego del Nuevo Pentecostés está ardiendo justo ahora, iluminando a aquellos en nuestras comunidades que están perdidos, dolidos y confundidos por la sociedad sin Dios de hoy, que se ha alejado de los valores y moral cristiana que una vez aceptaron como normales, pero que ahora están siendo descartados y minimizados como si nunca hubieran importado realmente.

El Espíritu Santo nos da dones especiales para ayudar a aquellos que están perdidos y dolidos en este mundo desafiante de hoy. Estos dones del Espíritu Santo hacen posible que podamos vivir y actuar como el Espíritu nos guía. Cuando oramos y rendimos nuestro corazón al Espíritu Santo, y pedimos estar abiertos a la Santa Voluntad de Dios, podemos ofrecernos para su servicio y estar atentos a que se abran puertas y aún más dones se desplieguen. Recuerda, Dios nos ha elegido a cada uno para un propósito.

Cada cristiano bautizado que está manteniendo una relación de discipulado con Cristo, recibirá de Dios sus carismas únicos, que están sobrenaturalmente llenos de gracias para ser usados en beneficio de los demás. Un discernimiento con un director espiritual puede identificar estos carismas. Estos carismas, dado por Dios como dones para toda la vida, podrían ser los carismas de sanación, animación, enseñanza, ayuda, hospitalidad, evangelización, administración, celibato, trabajo manual, fe, oración de intercesión, discernimiento de espíritus, profecía, música, conocimiento, escritura, sabiduría, pastoreo, servicio, liderazgo, y mucho más.

Dios nos llama a la obra que quiere que hagamos para Él, a medida que nos revela cómo nos está capacitando con estas habilidades para llegar a otros para su reino.

Hay algunas cosas importantes que debemos recordar cuando se trata de servir a Cristo nuestro Señor. Dios nos elije primero y a ninguno de nosotros le falta dones valiosos que puedan hacer una diferencia en su Reino, no importa cuán pequeñas o sin importancia pensamos que sean nuestras habilidades. Dios nos ama a todos y espera ansiosamente que aceptemos su invitación para cooperar con él en esta misión de compartir su amor con otros.

Podríamos sentirnos inclinados a ayudar de ciertas formas, o tal vez alguien nos invite a ser voluntario para hacer algo. ¡Ese podría ser el Espíritu Santo moviéndonos a comenzar! Podríamos no sentirnos un experto, o tal vez podríamos sentir que estamos fuera de nuestra zona de confort, pero si seguimos teniendo esa sensación molesta de que deberíamos ayudar en esa área, deberíamos escuchar.
Dios siempre abrirá las puertas y equipará a aquellos que llama. ¡Dios ama sorprendernos! Hay tantas opciones para considerar en el servicio al Señor. Aquí van algunas pocas posibilidades, ¡pero hay muchas más! El Espíritu Santo podría guiarnos para usar nuestros dones para ayudar con comidas calientes para las personas en la calle, con la Sociedad de San Vicente de Paul, los Caballeros de Colón, el equipo de cortar el césped de la parroquia, la educación religiosa, Catequesis para Adultos, la escuela parroquial, el coro de la iglesia, un ministerio para personas sin hogar, un equipo de evangelización, un grupo pro-vida, un centro de recursos para el embarazo, Caridades Católicas, un ministerio de prisiones, un ministerio de duelo, o para liderar una Hora de Adoración para niños, solo por nombrar algunas de las muchas posibilidades para servir. Uno incluso podría tener una vocación a la vida religiosa, al sacerdocio o al diaconado permanente.

La lista continúa. No hay fin para lo que el Espíritu Santo podría darnos para hacer cuando estamos abiertos a él. Lo cierto es que Dios nos usará, con toda seguridad, de las formas más asombrosas, ¡y la gloria es toda suya!

Nunca debemos desestimar el llamado que Dios puede estar haciéndonos en áreas más sutiles de nuestras vidas. A veces, esto podría resultar en hacer la mayor diferencia para el alma de alguien, y también puede ayudar a nuestra propia alma mientras lo hacemos. La forma en que vivimos nuestras vidas cuando pensamos que nadie está mirando es crucial. Me encanta el himno antiguo, “Sabrán que Somos Cristianos por Nuestro Amor” de Fr. Peter Scholtes. Si nuestras familias, nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo y aquellos con los que nos encontramos a diario notan nuestros sinceros actos de bondad, misericordia y generosidad, y podemos encontrar la manera de dar testimonio de nuestro amor por Cristo de vez en cuando compartiendo nuestros testimonios personales de fe en Jesús y cómo ha marcado una diferencia en nuestras propias vidas, entonces podrían llegar a respetarlo y tal vez sentirse atraídos también hacia Jesús.

Finalmente, rezamos por nuestra entrega y apertura cada día para que Dios use nuestros dones y gracias de la manera que Él considere mejor para ayudar a otros. Que sigamos confiando en el Espíritu Santo para guiarnos y siempre tener nuestro mejor interés en el corazón.

¡Ven, Espíritu Santo, que vives en María! Llénanos con la fuerza para someternos a ti y ayúdanos a servir a Jesús y a su Iglesia. ¡Llena nuestros corazones con el fuego de tu amor! ¡Amén!

© 2024 by Beth Solis

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/.
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-19

Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/PentecostSun-Bsp

LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo, generosamente dado a nosotros para que podamos ser santos y que continuemos el ministerio que Cristo comenzó.

Domingo de Pentecostés
Mayo 19, 2024

Misa durante el día:
Hechos 2, 1-11
Salmo 103, 1.24.29-31.34
1 Corintios 12, 3-7.12-13 o Gálatas 5, 16-25
Juan 20, 19-23 o Juan 15, 26-27; 16, 12-15
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/051924.cfm

Despierta la plenitud de la vida en el Espíritu Santo

El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo dado a nosotros generosamente para que podamos ser santos y para que continuemos el ministerio que Cristo comenzó. Por nosotros mismos, no podemos ser como Jesús, pero si su Espíritu está vivo y activo dentro nuestro, tenemos la santidad de Cristo, su fe, su amor y paz sobrenatural, confianza y perseverancia, y todo lo demás que vemos en Jesús.

Recibiste el Espíritu Santo en tu bautismo. Esta realidad fue confirmada y fortalecida en el Sacramento de la Confirmación. Desde el primer derramamiento del Espíritu en Pentecostés, Dios ha ido transformando al mundo trabajando a través de aquellos que sirven en su reino. Él generosamente nos llena con su Espíritu para que podamos triunfar en todo lo que nos pide que hagamos. Pero cuánto irradiemos su santidad y poder depende de nosotros.

Haz conmigo esta Oración al Espíritu Santo:

Querido Jesús, mueve dentro mío la plenitud de Tu Espíritu Santo. Ayúdame a vivir en Tu santo poder. Abre mi mente para que comprenda Tus verdades, y abre mi corazón para aceptar Tus verdades aún antes de que obtenga la total comprensión.

Oh Espíritu Santo, ayúdame a buscar, más que nada, el reino de Dios. Ayúdame a reconocer a qué estoy atado que no seas Tú, y dame la determinación y la fuerza para dejarlo partir. Te quiero sólo a Ti.

Oh Espíritu Santo, ayúdame a enfrentar mi pecaminosidad y a sentir dolor sincero por el daño que he causado. Confórtame cuando siento dolor por la necesidad de perdón, y dame Tu espíritu de gozo por este nuevo crecimiento. Luego, ayúdame a compartir esta misericordia sanadora con todos aquellos a mi alrededor.

Jesús ordenó: "Vayan por todo el mundo y proclamen la buena noticia. Usen mis dones y talentos para hacer una diferencia." Tengo mis propias expectativas sobre lo que debería y no debería hacer. Yo ahora someto a Ti mis ideas, mis limitaciones, preferencias y mis metas. Quiero ser útil para Ti. Quiero ir donde Tú me lleves. Espíritu Santo, envíame dotado y capacitado para proclamar el amor santo y victorioso de Jesucristo.

¡Ven Espíritu Santo; renuévame. Amén!

Preguntas para la Reflexión Personal:
¿Te parece una Persona el Espíritu Santo, tan real como Jesús? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué efecto tiene en ti la "Oración al Espíritu Santo" (más arriba)? ¿Qué es más útil en ella para tu crecimiento espiritual?

Preguntas para Compartir la Fe en Comunidad:
¿Cómo sabes cuándo el Espíritu Santo se está manifestando en ti? Da un ejemplo en tu vida. ¿Cómo te hizo crecer en santidad esta experiencia?

Mira también: "Novena al Espíritu Santo" en https://buenasnuevascatolicas.org/oraciones/novena-al-espiritu-santo/

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/.

© 2024 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-20/

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/MaryMotherChurch-2sp

🙏 Mira la Oración de hoy en https://t.me/+UJcbUR2hG7gEioX_


LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: María es una madre maravillosa que ayuda a sus hijos a descubrir el plan de Dios para ellos.

Memorial de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia
Mayo 20, 2024

Génesis 3, 9-15.20 o Hechos 1, 12-14
Salmo 87 (86), 1-3.5-7
Juan 19, 25-34
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052024.cfm

El legado final de Jesús

Hoy volvemos a la escena del Viernes Santo, pero ahora con un enfoque en la mujer profundamente afligida al pie de la cruz. Escuchamos las palabras del Jesús agonizante, mientras proclama un último mensaje para el mundo, un legado final de su vida impulsada por la misión, dirigido primero a su madre: "Mujer, he ahí a tu hijo". Y luego a su amado amigo, Juan: "He aquí a tu madre".

Jesús sabía lo que estaba por venir. Después de su resurrección, pudo elegir permanecer en la tierra en la carne, predicando y sanando y llevando a más personas a la salvación. Pero ese no era el plan divino. El plan de Dios era pasar la misión de Cristo a otros que la extenderían mucho más y más. Y así, con su último aliento, dio a luz a la Iglesia.

Juan era el hijo leal de su actividad misionera. A diferencia de los otros discípulos, Juan ignoró el miedo para acercarse a Jesús al pie de la cruz. Cuando Jesús le dejó a María y María a él, él elevó su condición de madre de uno a madre de todos los que continuarían con esa misma actividad misionera.

Sus siguientes palabras, tal como las registró Juan, "Tengo sed", podrían considerarse la declaración de la misión de ese legado. Toda alma que todavía necesita la salvación está sedienta del amor, la sanación, la paz y la alegría que sólo Dios puede proporcionar en plenitud. Jesús lleva su sed dentro de su corazón. Y él nos llama a ti y a mí para saciar esa sed.

La misión de Cristo es ahora la misión de la Iglesia. Nadie en la Iglesia está exento de eso. Ni siquiera la persona más discapacitada. Cualquier persona consciente puede ofrecer sus sufrimientos y unirlos a Jesús por el bien de las almas perdidas. Los que están en casa pueden evangelizar a otros a través de Internet. Los que están confinados en sus camas, pueden predicar con una sonrisa o una palabra amable, transmitiendo una paz inexplicable a aquellos que son sus cuidadores y que están estresados y preocupados.

María es una madre maravillosa que ayuda a sus hijos a descubrir los planes de Dios para ellos. ¿Sabes qué dones te ha dado Dios para que continúes la misión de Cristo? ¿Has invertido lo suficiente en la misión para hacer la diferencia? María está contigo, orando por ti, orando contigo, llamándote en nombre de Cristo, apoyando tus esfuerzos, y (como toda buena madre) instándote a mantenerte conectado con la familia donde, juntos, como la Iglesia, podemos hacer más bien de lo que podríamos hacer por nosotros mismos.

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/

© 2024 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-21/

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/7TueOT-2sp

🙏 Mira la Oración de hoy en https://t.me/+UJcbUR2hG7gEioX_


LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: Cuanto más le dejamos a Jesús transformar nuestras heridas en bendiciones, más fácil se hace resistir al pecado.

Martes de la 7ma. Semana del Tiempo Ordinario
Mayo 21, 2024

Santiago 4, 1-10
Salmo 55 (54), 7-11a.23
Marcos 9, 30-37
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052124.cfm

Resistiendo al diablo

¿Por qué es tan difícil resistir al diablo, como la primera lectura de hoy dice que debemos hacer? ¿Por qué codiciamos lo que no poseemos, provocando conflictos con nuestros amigos feligreses y vecinos? ¿Por qué peleamos con la gente que estamos llamados a servir? En la lectura del Evangelio de hoy, Jesús nos dice lo importante que es ser "el siervo de todos" en lugar de codiciar un estatus donde seamos servidos.

Santiago nos dice: "Purifiquen sus corazones indecisos". Somos indecisos porque resistimos darle a Jesús nuestra vida totalmente (nuestros pensamientos, nuestras metas, nuestros comportamientos). No importa cuánto tratemos, no podemos pertenecer a Jesús completamente, hasta que le hayamos dado todas nuestras heridas. Somos vulnerables al diablo y al pecado en tanto estemos todavía heridos.

¿Hay heridas en el cielo? ¡Sí! ¡Las de Cristo! Y por sus heridas somos sanados. Más fácil resultará resistir al pecado cuanto más le dejemos a Jesús transformar nuestras heridas en bendiciones.

Para que una herida se convierta en una bendición, tenemos que unirla a las heridas de Jesús en la cruz. Esto significa que tenemos que dejar que Jesús lo convierta en un ministerio que ayude a otros.

Los demonios saben qué "botones" oprimir para hacernos reaccionar a las circunstancias de la vida como personas heridas y pecadoras. Por ejemplo, supongamos que tu padre fue alcohólico y lo utilizaba como un anestésico para ocultar el dolor que sentía por no haber sido amado lo suficiente cuando era niño. Debido a su enfermedad y sus propias heridas, no pudo amarte tan plenamente como lo necesitabas.

¿Cómo te hace esto vulnerable al pecado? Si estás enojado por los pecados cometidos contra ti, esta ira justificada te hace arremeter, injustamente, contra los demás. La manera más exitosa de resistir al diablo es hacer lo contrario de lo que él quiere que hagas. Para que esto se convierta en algo fácil de hacer, tienes que sanar la raíz de tu ira, la herida, el agujero en tu corazón donde tu padre (o cualquiera) no te cuidó lo suficiente. Perdona a tu padre por su ausencia y que Jesús llene el vacío con su amor.

Un buen consejero cristiano o director espiritual puede ayudarte con este proceso de sanación. Si todavía no tienes uno y quieres llegar a ser más como Jesús, pide al Espíritu Santo para que te ayude a encontrar el adecuado.

Las heridas no sanadas bloquean el amor de Dios para entrar totalmente en nosotros y llenarnos. Mientras más heridas sean curadas, más nos llenará Dios y menos dispuestas estarán nuestras almas a la tentación. La batalla espiritual no terminará hasta alcanzar el cielo, pero tu santidad va a crecer. ¡Y te convertirás en un ministro poderoso para los demás en sus propias sanaciones y en sus propias conversiones!

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/

© 2023 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-22/

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/07WedOT-2sp

🙏 Mira la Oración de hoy en https://t.me/+UJcbUR2hG7gEioX_

LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: Sólo tenemos el ahora para estar disponibles para el amor de Dios.

Miércoles de la 7ma. Semana del Tiempo Ordinario
Memorial de Santa Rita de Casia, Religiosa
Mayo 22, 2024

Santiago 4, 13-17
Salmo 48, 2-3.6-11
Marcos 9, 38-40
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052224.cfm

¿Vives en el ahora o nunca?

El único tiempo que tenemos es el presente. El pasado ha desaparecido y sólo puede ser utilizado como un manual de instrucciones sobre cómo vivir hoy. El futuro es sólo una suposición, aun cuando el Señor nos ha revelado algo de él. Pero ¡oh, mi Dios, cómo tratamos de salir del presente!

Si no estamos viviendo en el ahora, estamos viviendo en el nunca, porque el ahora es realmente todo lo que tenemos.

Para dejar ir el pasado, tenemos que perdonarnos a nosotros mismos y a todo aquel que nos ha lastimado. Para dejar de preocuparnos por el futuro, tenemos que orar por él y dejar que Dios se encargue. Lo que está sucediendo ahora en tu vida, no importa cuán agradable o desagradable sea, es un paso que te llevará hacia el futuro, pero no es el futuro.

¿Qué estás haciendo con el peldaño de hoy? ¿Tropezándote con el dedo gordo del pie o estás sacando lo mejor de cada momento? ¿Estás utilizándolo para honrar a Dios? ¿Hará una diferencia para toda la eternidad?

El mensaje en la primera lectura de hoy es una buena cura para la vacilación: "Eres una bocanada de humo que aparece brevemente y desaparece." ¡Cuán humilde es la persona que se da cuenta!

Si nos vemos como un simple soplo de humo (no hay mucho para ver, ¿eh?), entendemos lo importante que es hacer todo lo que Dios requiere, muestra y ordena que hagamos. Entendemos lo importante que es no perder momentos preciosos persistiendo en la falta de amor o en actitudes mentales malsanas. Entendemos que no debemos esperar otro día para recibir el Sacramento de la Reconciliación o para encontrar el director espiritual que necesitamos. Entendemos lo importante que es tocar la vida de los demás en una forma que revele el amor de Dios.

No hay espacio en el cristianismo para la mediocridad. Uno de los pecados más mortales es la desidia, es decir, la pereza. ¿Sabes por qué esto es un pecado mortal, un pecado que destruye nuestras almas? Pereza, apatía, no hacer nada cuando se necesita hacer algo, temor que nos paraliza, la dilación de obras de misericordia, retraso de nuestra vocación y arrepentimiento: estas son todas las armas que el enemigo usa y que nos impiden experimentar y disfrutar del amor y los propósitos que Dios tiene para nosotros. Estas son todas las lanzas que perforan el alma con puntas envenenadas.

Tenemos únicamente el ahora para disponer del amor de Dios. Si estamos dilatando todo lo que Dios quiere que hagamos ahora, estamos alejándonos nosotros mismos de Dios. "Cuando alguien sabe exactamente lo que tiene que hacer y no lo hace, es un pecado," dijo San Santiago. ¿Qué es lo que Dios te está pidiendo hacer ahora?

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/.

© 2024 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-23/

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/7ThurOT-2sp

🙏 Mira la Oración de hoy en https://t.me/+UJcbUR2hG7gEioX_

LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: Podemos deshacernos del pecado que arruina nuestras vidas, dejando que el Espíritu Santo nos consuma.

Jueves de la 7ma. Semana del Tiempo Ordinario
Mayo 23, 2024

Santiago 5, 1-6
Salmo 49 (48), 14-20 (con Mateo 5, 3)
Marcos 9, 41-50
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052324.cfm

¿Qué está haciendo que peques? ¡Córtalo!

Nuestra primera lectura de hoy habla a los ricos pero, aunque seamos económicamente pobres, es probable que tengamos las mismas actitudes materialistas. Los centros comerciales, hoy en día, están diseñados para atraer a los clientes apelando a nuestro deseo de riqueza. Sus pisos de mármol, techos altos, arquitectura palaciega y jardines interiores alimentan nuestros deseos plebeyos de sentirnos como la realeza.

En la lectura del Evangelio de hoy, Jesús nos advierte que es muy peligroso atender los deseos de nuestra naturaleza carnal. Observa que no dice que somos destruidos por las cosas de este mundo, somos destruidos por el mal uso o por responder mal a las cosas de este mundo. Pone la culpa directamente en nuestras manos, nuestros pies, nuestros ojos, no en lo que tenemos, donde vamos o lo que vemos.

"Si tu mano te hace pecar, ¡córtala!" Nuestras manos pueden bendecir a otros con toques de amor o pueden golpear, pueden sostener la Sagrada Eucaristía en adoración o pueden tomarla mientras corremos hacia fuera para continuar una vida mundana."

"Si tu pie te hace pecar, ¡córtalo!" Nuestros pies nos pueden llevar a esos acontecimientos extras en la iglesia (Misa diaria, días de precepto, reuniones de Ministerio, las misiones parroquiales, etc.) o pueden llevarnos a bares y fiestas donde contribuimos a chistes pecaminosos, bebiendo y tratando asuntos lujuriosos.

"Si tu ojo te hace pecar, ¡sácalo!" Nuestros ojos nos pueden llevarnos a un estado de meditación mientras admiramos una hermosa estatua de la Santísima Virgen o pueden "desnudar" mentalmente un cuerpo sexy, pueden contemplar la verdadera presencia de Jesús en la Eucaristía o pueden ver programas de televisión inmorales.

Jesús dice, "¡Córtalo!"

Jesús también dice: "Todos serán salados con fuego." La sal es un purificador. La sal elimina las bacterias que causan que los alimentos se estropeen. Pero ¿cuál es el "fuego" que nos salará? ¡El Espíritu Santo!

Podemos deshacernos del pecado que arruina nuestras vidas dejando que el Espíritu Santo nos consuma como el fuego que consume una vela. Todas las mañanas, dale a Dios tus manos, tus pies, tus ojos, todo lo que podría hacer que caigas en pecado. Jesús está diciendo, "mantengan la sal de mi amor en sus corazones y estarán en paz unos con otros."

No tenemos que ir al centro comercial para sentirnos como de la realeza. Al ser purificados por el fuego del Espíritu Santo, nos convertimos en quienes somos realmente: ¡princesas y príncipes reales del Gran Rey del Universo!

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/.

© 2024 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)
Esta reflexión es de Good News Ministries @ https://buenasnuevascatolicas.org/reflexiones-de-las-buenas-nuevas/2024-05-24/

🎧Escucha esta reflexión @ https://reflexionesbuenasnuevas.podbean.com/e/7FriOT-2sp

🙏 Mira la Oración de hoy en https://t.me/+UJcbUR2hG7gEioX_


LAS BUENAS NOTICIAS DE HOY: Cuando llevamos nuestras quejas a Dios, la más asombrosa respuesta ocurre.

Viernes de la 7ma. Semana del Tiempo Ordinario
Mayo 24, 2024

Santiago 5, 9-12
Salmo 103, 1-4.8-9.11-12
Marcos 10, 1-12
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/052424.cfm

¿De qué estás quejándote?

no ser juzgados." ¿Hay un día en el que no protestemos por alguien? ¡Incluso los reclusos encuentran mucho de qué quejarse! Tal vez deberíamos pasar un mes en un monasterio tomando un voto de silencio, sólo para adquirir el hábito de no quejarnos.

Cuando presto atención a lo que digo sobre los demás, empiezo quejándome de mí mismo, porque no soy un profeta que es "ejemplo de paciencia en la dificultad" como menciona Santiago. Ahora, quejarme de mí mismo, ¡es el mismo pecado que la murmuración contra otros!

En mi suplica a Dios para que me enseñe a cuidar mi boca, he aprendido que, si nos debemos quejar, debemos darle nuestras quejas a él y sólo a él. Una vida santa significa amar compasivamente a las personas incluso cuando tenemos razón para quejarnos. Cuando estamos demasiado débiles para eso, Dios prefiere que le digamos a él lo que nos gustaría decir a los demás, como: ¡Grrrrr, Dios! ¿Ves ese tonto grandulón lo que hizo? ¡Casi me golpeó con su camioneta!" Y debido a que nuestras palabras se funden en el amor silencioso de la presencia de Dios, en lugar de insultar a la persona o hacerle un gesto desagradable, oramos por su protección.

La razón por la que la queja se hace un hábito es porque estamos buscando ayuda. Deseamos (a menudo inconscientemente) que la persona de la que nos quejamos intervenga y haga algo al respecto. Bien, cuando llevamos nuestras quejas a Dios, una respuesta más increíble se produce. Dios nos da compasión. ¡A él le importa! Él nos ayuda llevándose nuestra frustración, disolviéndola en su amor. Nuestra presión arterial disminuye. Incluso perdemos interés en continuar con las quejas.

Si te gusta quejarte tanto que buscas el oído de otra persona, he aquí lo que puedes hacer; funcionó para mí. Coloca un pequeño santuario en tu casa o elige un lugar en el trabajo que tú puedas etiquetar como "tu espacio sagrado". En un momento, cuando había un Gran Imbécil molestando constantemente mi vida, puse una pequeña estatua de Jesús Buen Pastor en mi cuarto de baño. Cuando me sentía abrumada por un impulso de queja, me excusaba para ir al baño (¿quién va a detenerme? jejeje). Me arrodillaba en el suelo duro delante del lavamanos, miraba la imagen de Jesús y oraba para que Dios bendijera a la persona que me había irritado.

¿Cómo podemos reclamar mientras estamos en el espacio sagrado, de rodillas? ¿Cómo podemos reclamar mientras utilizamos nuestra boca para orar?

➤ Para recibir las Reflexiones de las Buenas Nuevas por correo o mensaje de texto ve a https://buenasnuevascatolicas.org/.

© 2023 por Terry A. Modica (Por favor, compártelo intacto.)