Desde la Cruz hasta el Gozo Pascual en la Vida Diaria

Desde la Cruz

[ ORACIONES ]

 

La puerta hacia el Cielo es la Cruz. El tiempo de Cuaresma es el camino de la Cruz, y la celebración de la Pascua – en lo profundo de nuestros corazones, en lo profundo de nuestras necesidades, en nuestros deseos – debe ser un anticipo del Cielo. Mira “Desde la Cruz hasta el Gozo Pascual en la Vida Diaria.”

Durante la Cuaresma o en cualquier momento en que vemos nuestros dolores y sacrificios como una conexión personal con Jesús, nos estamos uniendo a su Cruz y a su Resurrección. El gozo Pascual no proviene sólo de aceptar lo que Jesús hizo por nosotros en la Cruz, sino también por continuar el camino junto a Jesús, paso a paso, hombro con hombro. Si somos sinceros siguiendo a Cristo, si realmente queremos crecer en la fe, hacemos lo que él hace, unidos a su ministerio de ayudar a los demás a crecer en su relación eterna con Dios. En esto enfrentamos la Cruz una y otra vez.

No siempre es fácil. Con seguridad, no siempre es divertido, pero no ganamos nada para la salvación sin el dolor del amor sacrificial.

El aleluya victorioso de la Pascua, es el triunfo de la Cruz. Es darse cuenta que la vida no debe estar libre de problemas para disfrutar de gozo pleno. Es el vivir de fe día a día que surge de confiar en que Dios nos conduce a través de las pruebas, sacando cosas buenas de todo lo malo. Nuestra cruz podría ser una palabra suave que decimos cuando alguien está enojado y tenemos ganas de gritar. Nuestra cruz podría ser una mano estrechada para consolar al afligido cuando no es conveniente y tenemos ganas de irnos. Nuestra cruz podría ser una buena obra que hacemos a aquellos que nos tratan injustamente y tenemos ganas de vengarnos.

Y nuestra resurrección es el gozo que surge de saber que hemos hecho una diferencia en la vida de los demás por el bien del Reino de Dios.

El amor que damos cuando es difícil es un amor sufriente, un amor apasionado, un amor salvador. Es decir, beneficia la vida eterna de los demás. Entonces, nuestros sacrificios tienen un valor eterno. Esto es mucho mejor que una vida fácil egoísta. Es eternamente mejor.

La Fiesta del Domingo de Pascua – la Celebración de la Pascua – es la celebración de tu resurrección con Jesús hacia una gloriosa victoria sobre el mal.

Por eso, permíteme que te haga una pregunta personal para reflexionar: ¿Por qué sacrificios estás sufriendo ahora? Escríbele a Jesús una carta de amor que conecte tu dolor con su dolor en la Cruz. Luego descansa tranquilamente con él, como si estuvieras compartiendo la tumba con él: el Sábado Santo, la tumba del Sábado Santo.

Cuando estés listo para levantarte de tu silla – tu silla de oración – celebra que Dios aprecia todo lo que has hecho por su Reino. Esta es tu resurrección. Esta es tu Pascua y puedes hacer esto cualquier día del año.

Y te deseo una Feliz Pascua todos los días del año. Dios te bendiga.


MIRA NUESTRO video sobre cARISMAS O DONES – ¿eS LO MISMO?

Más videos en este Camino de Fe >>

Visita nuestra SITIO WEB PARA MÁS RECURSOS DE FE >>

 

Mira el Video
Camino al Cielo Podcasts
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments