Una alianza del corazón

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica

“Somos más felices cuando permitimos que el Espíritu Santo dentro nuestro tome el control para, así, comportarnos como Cristo.”

Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Viernes de la 2da. Semana del Tiempo Ordinario
Enero 20, 2023

Oración para hoy:

Amado Señor, quiero responder decididamente a tu llamado y a la misión que Tú me encomiendas hoy. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

Hebreos 8, 6-13
Salmos 85, 8, 10-14
Marcos 3, 13-19
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/012023.cfm

Una alianza del corazón

¿Alguna vez has visto a un niño desobedecer repetidamente las reglas a pesar de las advertencias y los castigos? ¿No es desesperante? Dios siente lo mismo por ti y por mí, cuando tú y yo ignoramos sus mandamientos. Entonces se le ocurrió una solución. ¡Él es un Padre maravilloso!

Hebreos 8, 6-13 lo explica bien: Dios, encontrando falta en nosotros, creó una nueva alianza e hizo que nos fuese más fácil serle fiel.

La razón por la cual es más fácil no es porque la nueva alianza tiene menos reglas. De hecho, Jesús hizo que la obediencia fuese más difícil al decirnos que lo imitáramos; por ejemplo: amar a nuestros enemigos, hacer más por alguien que no se lo merece, nunca vengarnos cuando nos agravian, aceptar la persecución como una bendición.

En los viejos tiempos, la obediencia significaba sacarle el ojo a alguien que te sacó el ojo en una pelea, lo cual era mucho mejor que destruir a su familia entera, como lo hacían antes. Luego vino Jesús y dijo: “¡Traten a los demás como les gustaría ser tratados! Si te saca un ojo, ¡perdónalo y luego hazle un pastel!” O algo así.

Entonces, ¿de qué manera es más fácil esta nueva alianza? Jesús llevó nuestros pecados a su muerte y luego conquistó a la muerte y ascendió al cielo. Después nos dio su propio Espíritu Santo. Ya que la propia santidad de Cristo ahora está activa dentro de nosotros, las leyes de Dios están “escritas en nuestros corazones”. Ya no es sólo un acto de voluntad; ¡es un acto del corazón! Si realmente amamos a Dios con nuestros corazones, realmente deseamos ser como él.

En otras palabras, comportarnos como Jesús ahora es un instinto que viene desde lo más profundo de nuestras almas. Piénsalo. Cuando haces algo sin amor (es decir, pecaminoso), ¿cómo te sientes? ¿Estás disfrutando del momento? La última vez que explotaste de ira, ¿tuviste una sensación maravillosa de “ahhhh, ¡qué fantástico me siento ahora!” — ¿o te sentiste de mal humor y triste?

Somos más felices cuando le permitimos al Espíritu Santo dentro de nosotros, que tome el control para que podamos comportarnos como Jesús. En lo profundo de nuestros corazones sabemos qué debemos hacer y por las dudas de que hayamos malinterpretado a nuestros corazones, el mensaje está escrito por toda la Biblia, por todas las letras de la música cristiana, en todos los escritos de los Santos, por todo el rosario y aún en la sonrisa del niño que finalmente dejó de meterse en problemas.

Sin embargo, ten cuidado y sé astuto. Si no comparamos lo que vemos y escuchamos fuera de nosotros con lo que el Espíritu Santo nos dice por dentro, continuaremos volviendo a nuestros caminos pecaminosos. Una oración maravillosa que conecta nuestras mentes con nuestros corazones es: “Espíritu Santo, ¡SOCORRO!”

Para leer más sobre este tema, lee nuestro PalabrasVivas: “¿Qué te motiva en tiempos difíciles?” en https://gnm-es.org/alimento-para-fe/fe-que-te-motiva-en-tiempos-dificiles/

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments