¿Derribado o levantado?

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica


“El yugo de Jesús no solamente nos une a su ministerio ‘exterior’, sino también a su ministerio ‘interior’. Él nos sirve mientras le ayudamos a Él a servir a los demás.”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Jueves de la 15ta. Semana del Tiempo Ordinario
Memorial de San Apolinario, Obispo y Mártir
Julio 20, 2023

Oración para hoy:

Señor: ayúdame a comprender, que no son sólo mis esfuerzos los que me obtienen la paz, el sosiego y el descanso. Haz que en cada labor, pueda descubrir tu camino y retornar a él si me he alejado. Gracias Señor, porque en él encuentro el reparo tan ansiado. Amén.

SaintsEncuentra el Santo de hoy
BuenasNuevasCatolicas.org/santos-diarios

Lecturas de hoy:

Éxodo 3, 13-20
Salmo 104, 1.5.8-9.24-27
Mateo 11, 28-30
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/072023.cfm

¿Derribado o levantado?

¿Te sientes bien llevando el yugo de Jesús o es tan pesado que te agobia?

Mientras estamos arando en nuestras propias luchas personales, otras personas necesitan nuestra ayuda y nuestro amor incondicional y paciente, que es capaz de ir más allá de lo pedido. Si estamos unidos a Jesús, tenemos que responder como él lo haría. No es de extrañar que nos sintamos agobiados y agotados. Sin embargo, Jesús dice en la lectura de nuestro Evangelio de hoy: “Vengan a mí si están cansados y yo los confortaré”.

Ahhh, qué bien suena, descansado y relajado. Pero entonces ¿por qué añade: “Carguen con mi yugo”? ¿Cómo podemos encontrar la recuperación que necesitamos mientras cargamos con su yugo del ministerio y la evangelización? Un yugo es para hacer el trabajo duro. ¿Quién quiere llevar el yugo para los trabajos forzados, como bueyes, sacudiendo el suelo compactado de algún enorme campo? ¡Me canso de solo visualizar esto!

La paz restauradora que anhelamos ya está dentro de nosotros, disponible cada momento, porque Jesús vive en nosotros. Nosotros mismos nos aferramos a él, no para ser arrastrados y obligados a trabajos forzados, sino para beneficiarnos de su fuerza. Si elegimos libremente servir como él sirve y arar como él ara, nos dejaremos llevar por su fuerza sobrenatural. Nos estamos asociando con él, pero él hace el trabajo más pesado. Su yugo no sólo nos une a su ministerio hacia afuera, sino que también nos une a su ministerio hacia adentro. Nos sirve a nosotros mientras le ayudamos a servir a los demás.

Cuando estamos doloridos porque alguien ha dificultado nuestra labor, Jesús está al lado de nosotros, besa nuestras heridas y afirma nuestra bondad. Cuando somos desafiados por una gran empresa y nos sentimos abrumados, Jesús nos guía mientras él nos saca adelante para mantenernos en la dirección correcta. Cuando nos sentimos cansados, Jesús detiene el trabajo de campo y se sienta para que nos podamos sentar también y, entonces, él nos atiende, restaura nuestra energía (a menos que nos mantengamos jalando y empujando porque pensamos que no podemos permitirnos el lujo de tomarnos tiempo libre).

Cuando las cargas se sienten tan pesadas que no podemos manejarlas, algo anda mal. Estamos haciendo más de lo que Dios quiere que hagamos. Nuestras prioridades están equivocadas. Estar unidos a Jesús, es una relación que sólo funciona bien si prestamos atención a él para poder seguirlo, en lugar de forzarlo para ir en una dirección diferente o de salir demasiado rápidamente. Tratar de ir delante de todos, es una lucha que nos agota y nunca tiene éxito a menos que se rompa el yugo.

Cuando nos sentimos desgastados, Dios nos está advirtiendo: ¡baja la velocidad! ¡Simplifica tu vida! ¡Haz un cambio! ¡Pasa más tiempo en oración escuchándome! ¡Confía en mí! ¡Mis caminos son mejores de lo que piensas!

Jesús sabe cómo darnos energía y fuerzas. Él sabe qué darnos para que nuestras necesidades sean satisfechas para las tareas que nos esperan. Llevar el yugo con Jesús significa servir a los demás del mismo modo que él nos asiste a nosotros y nada más que eso. Ni nada menos.

Para leer más sobre este tema, utiliza nuestro PalabrasVivas: “Venciendo el Cansancio” en https://gnm-es.org/alimento-para-fe/alimento-para-la-fe-venciendo-cansancio/.

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.

image_pdfimage_print
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.

 

Mira el video
Camino de fe

Por favor, compártelo con los demás invitándolos a visitar esta página. También podrías imprimirlo para tu uso personal y compartir la impresión con otras personas.

image_pdfimage_print

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments