El milagro más grande de la Eucaristía

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica

 


“La Eucaristía nos alimenta de la manera en que lo necesitamos, si participamos en ella plenamente.”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Lunes de la 18va. Semana del Tiempo Ordinario
Memorial de San Cayetano, Presbítero
Agosto 7, 2023

Oración para hoy:

Gracias Señor, porque Tú acudes a mí para colmar mis necesidades y restaurar mi vida. Gracias mi Dios, porque me asocias a Ti para hacer posible lo que para mí, es imposible. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

Números 11, 4b-15
Salmo 80, (2a)12-17
Mateo 14, 13-21
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/080723.cfm

El milagro más grande de la Eucaristía

En la lectura del Evangelio de hoy, observamos las quejas de los Israelitas, cansados del desierto: “¡Ojalá tuviéramos carne para comer! Nunca tenemos otra cosa para comer que este aburrido maná.” Había desaparecido su sorpresa y asombro, sobre el milagroso alimento que provenía directamente del cielo y los alimentaba diariamente.

Los milagros ya no parecen ser tan milagrosos cuando se vuelven habituales, ¿no es así?

En cada Misa tenemos un alimento milagroso que viene directamente del cielo a nutrirnos. Por intervención divina, Jesucristo está completamente presente, en cuerpo y alma — Su humanidad y Su divinidad — y se ve como un simple pan y vino. En la Eucaristía, Él nos alimenta con todo Su ser, para que nuestro cuerpo y alma sean alimentados, mientras viajamos por el desierto de las dificultades de la vida.

Tristemente, la Eucaristía puede llegar a ser tan común, que perdemos la sorpresa y el asombro de lo que realmente sucede durante la Misa. ¿Por qué otro motivo podría ser que nos quejemos que Dios no está haciendo lo necesario para sanarnos o para librarnos de las dificultades o dándonos lo que nos hace falta?

Cuando Jesús multiplicó los panes y los peces en la lectura del Evangelio de hoy, les dio a probar a la multitud, un anticipo del alimento que entregaría por medio de la Eucaristía. Esa comida se ocupó de su hambre física, y quedaron muchas sobras, como muestra de que Dios no sólo nos provee de lo que necesitamos, sino de mucho más.

Muchos santos, a lo largo de los siglos, han vivido por años comiendo únicamente la Eucaristía. Ellos son la evidencia de que la presencia de Cristo en el pan consagrado realmente alimenta nuestros cuerpos, no sólo nuestras almas. ¿Qué tanto te alimenta a ti la Eucaristía?

La Eucaristía nos alimenta en todas las formas que necesitamos ser alimentados si es que tomamos parte completamente en ella. Una participación mínima, o a medias, en la Misa, nos impide alcanzar completamente los beneficios de la Eucaristía. Cada oración, los cantos, las lecturas y la experiencia comunitaria de alabanza, trabajan juntos para que la experiencia Eucarística sea completa.

Una participación total, significa que cuando consumimos a Jesús, Él nos consume a nosotros. Nos volvemos más como Él. Nuestra santidad, que ya está en nosotros gracias al Espíritu Santo que recibimos en el bautismo, se libera. Cuando el ministro de la Eucaristía nos proclama, “Este es el cuerpo (o la sangre) de Cristo,” nuestro “amén” significa que estamos aceptando que la presencia de Jesús transformará nuestras vidas. ¡Estamos aceptando ser transformados!

El milagro más grande no es que el pan y vino se transformen en Cristo. Eso sólo requiere de un sacerdote ordenado en el linaje de los Apóstoles, un pan sin levadura, y ciertas oraciones y rituales. Para nosotros, el milagro más grande, es cuando nosotros somos transformados en cristianos, ¡como Cristo!, lo cual requiere de nuestro libre albedrío y total participación.

Para experimentar la sorpresa y el asombro por el milagro de la Eucaristía, no es sólo valorar lo que sucede en la Misa. Es valorar y someternos nosotros mismos al poder de Dios para transformarnos en personas más santas.

© 2023 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.

image_pdfimage_print
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.

 

Mira el video
Camino de fe

Por favor, compártelo con los demás invitándolos a visitar esta página. También podrías imprimirlo para tu uso personal y compartir la impresión con otras personas.

image_pdfimage_print

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments