No hay atajos para llegar al cielo

Reflexiones Diarias

Reflexiones de las Buenas Nuevas:
Haciendo que las escrituras sean significativas
para tu vida diaria.

por Terry Modica

El Reino de los Cielos ya está en medio de ustedes


“El Reino de los Cielos no es un “futuro” que esperamos alcanzar. El Reino de Dios ya está aquí y ahora.”


Reflexión de las Buenas Nuevas para:

Miércoles de la 5ta. Semana del Tiempo Ordinario
Febrero 7, 2024

Oración para hoy:

Purifica mi interior, Espíritu Santo, para que cada día puedas reinar más en mí. Amén.

SaintsCitas de Santos:
gnm-es.org/SaintQuotes/

Lecturas de hoy:

1 Reyes 10, 1-10
Salmo 37 (36), 5-6.30-31.39-40
Marcos 7, 14-23
bible.usccb.org/es/bible/lecturas/020724.cfm

No hay atajos para llegar al cielo

[ Listen to the podcast of this reflection ]

¿Quieres que Jesús te dé un atajo fácil para llegar al cielo? ¡Quién no! Pero el camino de la santidad es un viaje interior difícil, no una garantía externa como: si voy a Misa todos los domingos, me mantendré alejado del infierno. Si sirvo en varios comités en la iglesia, estoy ganando el favor de Dios. Si ayuno por lo menos una hora antes de la Misa, soy como la gente de la que Jesús estaba hablando en la lectura del Evangelio de hoy, porque ningún alimento está contaminando la Eucaristía que yo consumo.

¡Hey, espera un minuto! ¡No quiero ser como ellos!

El reino de los cielos no es un “futuro” que esperamos alcanzar. El reino de Dios ya está cerca, aquí y ahora. Si aceptamos el hecho de que Jesús murió para sanarnos de nuestra separación de Dios, una separación causada por nuestros pecados, entonces vivimos en su reino ahora. El cielo en la tierra está lleno de cruces y tentaciones, pero sigue siendo divino. Nosotros ya pertenecemos a Dios.

El cielo como la vida después de la de la tierra es, simplemente, la perfección futura de la vida que tenemos ahora. No más cruces, no más tentaciones, no más impurezas en nuestra relación con Dios (gracias al purgatorio, purificando todas las imperfecciones restantes). El cielo después de la muerte es una continuación de lo que comenzó en la tierra.

El camino del cielo en la tierra es un viaje de santidad, y nuestro camino está contaminado por nuestras acciones impías. No podemos culpar al camino si nos alejamos de él. Tampoco podemos depender de nuestras herramientas para hacer caminos que nos lleven al cielo.

La asistencia perfecta a Misa es sólo una herramienta que nos ayuda a allanar el camino, pero si no nos estamos convirtiendo en la Eucaristía que consumimos, y si la verdadera presencia de Cristo no está saliendo de nuestros corazones el resto de la semana, ¿qué sentido tiene el ir a Misa? Mantenerse alejado de la iglesia no es más pecaminoso que ir a la iglesia y regresar a casa sin cambios.

Servir en los comités parroquiales es la piedra y el alquitrán que usamos para pavimentar el camino, pero ¿qué sucede cuando alguien levanta una de esas rocas y nos golpea en la cabeza con ella? Si lo que luego surge en nosotros son malos pensamientos, malicia, blasfemia, arrogancia o locura, nos hemos perdido en un atajo que nos hace caminar en círculos; no hemos estado construyendo el camino que conduce directamente al cielo. No hemos estado siguiendo a Jesús. Tal vez hay una carta sagrada de Jesús pegada a un letrero en el camino delante de nosotros, pero ese no es Jesús.

No nos atrevamos a culpar a nadie más que a nosotros mismos por nuestra falta de santidad. No estamos contaminados por las malas acciones de los demás. Cuando alguien nos trata sin amor con pensamientos malvados, robo, adulterio, avaricia, malicia, engaño, envidia, arrogancia o locura, estos son sólo externos. Cómo reaccionamos a ellos nos muestra lo que hay en nuestros corazones: santidad o impureza, Jesús o una estatua de plástico de él, el cielo o el mundo.

© 2024 por Terry A. Modica

Share this page
Por favor, ayuda a los demás compartiendo esta página.

¿En qué más podemos servirte hoy? Visita nuestra página inicial.

image_pdfimage_print
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.
Recibe reflexiones católicas sobre las lecturas de la Misa.

 

Mira el video
Camino de fe

Por favor, compártelo con los demás invitándolos a visitar esta página. También podrías imprimirlo para tu uso personal y compartir la impresión con otras personas.

image_pdfimage_print

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments